Se realizó la gran Rifa de Fe y Alegría

En medio de un ambiente de gran expectativa y emoción, Fe y Alegría realizó este sábado 23 de setiembre el sorteo de la Rifa 2017 “Amar es compartir”. Los afortunados ganadores de los dos autos Nissan Versa 0 km son:

– Janio Channel Ramos Rojas, con el boleto Nº 108776, de Ventanilla (Callao).

– Dora Melany Numan Cuchillo, con el boleto Nº 340073, de San Jerónimo (Cusco).

Además de los dos automóviles, la Rifa, realizada en la Oficina Central de Fe y Alegría, otorgó otros 48 premios: 8 Smart TV 4k  55” más Bluray; 15 Smart TV 49”; 15 laptops y 10 celulares. El sorteo fue conducido por el animador Héctor Felipe y contó con la presencia de la notaria pública Dra. Mónica Tambini y la representante del Ministerio del Interior, Carmen Escajadillo.

El director general de Fe y Alegría, Padre Jerónimo Olleros S.J., se mostró muy agradecido por el respaldo de la sociedad, el cual es muy importante para seguir atendiendo las necesidades educativas de miles de niños, niñas y jóvenes del país. “Estamos convencidos que la transformación ética y social de un país es posible solo a través de la educación. Juntos, podemos construir un Perú mejor”, señaló el padre Olleros.

Lo recaudado en esta campaña de Rifa permitirá a Fe y Alegría ayudar a las instituciones educativas que tiene en el norte del Perú (Piura, Chiclayo y Trujillo), afectadas por los desastres naturales ocurridos en el verano. Como parte del apoyo a esta zona del país, el próximo año empezará a funcionar el colegio Fe y Alegría 81 en Paita, Piura.

Hoy Fe y Alegría atiende a 88,500 niños, niñas y jóvenes en las 80 Instituciones Educativas que tiene en 20 regiones del país.

Relación completa de ganadores de la Rifa 2017:

Nuevo colegio en Paita (Piura)

Con el objetivo de llevar educación de calidad a cada vez más peruanos, Fe y Alegría ha fundado el colegio Fe y Alegría 81 en la ciudad de Paita (Piura), el cual beneficiará a los niños y niñas de escasos recursos de esta zona del país.

Este nuevo proyecto educativo, considerado muy necesario por el 98% de los pobladores de esta localidad, se ha hecho posible gracias a la Municipalidad de Paita, el Fondo Social – Terminal Portuario de Paita y la Congregación Hijas de Santa Ana, orden religiosa que se encargará de dirigir el citado colegio.

Precisamente, el 20 de setiembre se suscribió el convenio de cooperación institucional entre Fe y Alegría y la Congregación Hijas de Santa Ana. La hermana Rosa Paula Vallejos Cueto será la directora del nuevo colegio, el cual será construido en el Asentamiento Humano Miraflores en la zona alta de Paita.

Este centro educativo prevé beneficiar a 1,200 niños y niñas en las modalidades de Educación Básica Regular, Educación Especial y Educación en y para el Trabajo. El nuevo colegio iniciará sus funciones en 2018, atendiendo en una primera etapa a 200 estudiantes en 6 aulas de nivel inicial y una de primer grado de primaria.

Con este nuevo colegio, serán dos las instituciones educativas que Fe y Alegría tiene en Paita, y en total, cinco en Piura (una de ellas en Sullana).

Más fotos:

 

Taller de Equidad de género

Con el objetivo de analizar concepciones y prácticas cotidianas para reconocer estereotipos y roles de género, del 31 de agosto al 2 de setiembre se realizó en Lima el taller de equidad de género para docentes de secundaria de las instituciones educativas de Fe y Alegría.

El taller, organizado por la comisión de equidad de género de Fe y Alegría en el marco del proyecto de género de Fe y Alegría Perú y AECID, estuvo a cargo de la especialista Karina Andrade. Participaron 19 docentes de seis escuelas de Piura, Sullana, Ilo, Tacna y Lima; entre ellos, seis profesores varones, una novedad en los talleres de género.

Estas jornadas sirvieron para analizar los estereotipos de género otorgados a hombres y a mujeres y cómo estos estereotipos generan una valoración distinta de ambos géneros. Se comprendió también que la valoración inequitativa de los hombres y las mujeres promueve distintas oportunidades para ambos, un desigual uso del poder, de la libertad y de los derechos; así como distintas posibilidades de acceso a los recursos.

Los y las participantes manifestaron “empezar un camino para reconocer en sí mismos y en sus prácticas los estereotipos de género que perpetúan la inequidad entre hombres y mujeres”.

El plan comprende ahora desarrollar talleres con estudiantes y docentes en las escuelas participantes a fin de diseñar un proyecto de impacto para ser aplicado en 2018.

Encuentro Nacional de Redes Rurales

Con la presencia de 80 participantes provenientes de Piura, Ancash, Huancavelica, Cusco, Iquitos y Pucallpa, se desarrolló en Lima el II Encuentro Nacional de directores, coordinadores pedagógicos y docentes de las seis Redes Educativas Rurales de Fe y Alegría del Perú.

Del 31 de julio al 3 de agosto los equipos participantes trabajaron diversos temas para fortalecer sus capacidades para el servicio docente y tuvieron la oportunidad de reflexionar y plantear aportes a la elaboración de las políticas de educación rural en el país

De esta manera, desde la experiencia de las redes educativas rurales que acompaña Fe y Alegría se busca contribuir al proceso de debate involucrando a diversos actores que aporten al diálogo y a la propuesta de la política de Educación Rural que queremos.

El último día del evento se contó con las exposiciones de Diana Prudencio, directora de Educación Rural del Ministerio de Educación, y Flor Pablo, asesora del Consejo Nacional de Educación, quienes compartieron  los avances y desafíos en la elaboración de esta política.

Con todos los aportes recogidos y los obtenidos en las actividades realizadas en las seis redes Educativas Rurales de Fe y Alegría, nos sumamos a las acciones emprendidas por la Dirección de Servicios de Educación Rural del Ministerio de Educación para la elaboración de esta política educativa de suma importancia para el Perú.

¡Palmas para Patricia!

¡Tenemos nueva Amauta! La Hermana Patricia Mc Laughlin Trainor, directora del colegio Fe y Alegría 58 (Jicamarca) ha sido condecorada con las Palmas Magisteriales 2017 en el grado de Amauta, máximo galardón que otorga el Estado peruano a docentes y/o profesionales que con su trabajo contribuyen al desarrollo de la educación.

Nacida en Irlanda del Norte, donde se formó como educadora, Patricia, religiosa del Instituto de la Bienaventurada Virgen María (I.B.V.M), trabajó durante 13 años en diversas escuelas privadas de Gibraltar antes de llegar al Perú en 2001.

Ese año, con poco conocimiento del idioma (lo aprendió en un viaje a España antes de su llegada), Patricia llegó para dirigir el colegio Fe y Alegría 58, que recién se había creado en una de las zonas más pobres de Lima. “Nunca en mi vida había visto tanta pobreza”, recuerda la Hermana de aquellos días. “Pero era lo que yo quería: trabajar por los más necesitados”.

Dieciséis años después, ese colegio, que empezó con apenas 120 estudiantes y tres aulas “sin puertas ni ventanas”, hoy alberga a casi 1000 estudiantes y es considerado uno de los de mayor comprensión lectora del país -con estudiantes que leen más de 300 libros al año-, llegando a obtener diversos reconocimientos como el primer puesto en la Evaluación Censal 2012 o el premio La Buena Escuela 2013.

“Si ayudo a un niño, mi trabajo está justificado”, suele repetir Patricia, quien recibió las Palmas Magisteriales 2017 en ceremonia que distinguió a un total de 17 educadores, entre ellos, el exViceMinistro de Educación (y exprofesor de Fe y Alegría) Idel Vexler.

Esta condecoración se suma a las que anteriormente han recibido, también en el Grado de Amauta, P. Juan Cuquerella SJ, P. Antonio Bachs SJ,  Jesús Herrero SJ, P. Javier Quirós SJ, y Leonor Romero, educadores que, como la Hna. Patricia, han venido cumpliendo con la misión que se propuso Fe y Alegría desde su creación, hace ya 62 años: educar para transformar.

Fe y Alegría lanza campaña de Rifa 2017

“Amar es compartir”. Bajo ese lema Fe y Alegría ha iniciado su Campaña de Rifa 2017, con el objetivo de seguir brindando educación integral a los 88,500 niños, niñas y jóvenes que estudian en las 80 instituciones educativas que tiene en 20 regiones del país.

Esta nueva edición de la tradicional Rifa se orientará a contribuir con las instituciones educativas que Fe y Alegría tiene en el norte del Perú, afectadas por los desastres naturales ocurridos en el verano. Los colegios que la institución tiene en la periferia de las ciudades de Piura, Chiclayo y Trujillo han sufrido diversos daños en su infraestructura, mientras que muchos de sus estudiantes y maestros han sufrido pérdidas personales y materiales. 

“No podemos permanecer indiferentes al sufrimiento de nuestros hermanos del norte”, señaló el padre Javier Quirós SJ, director general (e) de Fe y Alegría. “Nuestros estudiantes y familias de la red rural de Malingas (Tambogrande – Piura) han sido, particularmente, de los más afectados. Muchos caseríos estuvieron aislados por la crecida de los ríos. Otras escuelas han sufrido serios daños”, aseguró.

Ante estas necesidades Fe y Alegría viene brindando apoyo material y emocional a las comunidades educativas de esas regiones del país. Como parte de su solidaria respuesta, la institución inaugurará un nuevo colegio en Piura. “Queremos llevar educación de calidad a cada rincón del país. Y por eso fundaremos el colegio Fe y Alegría 81 en Paita, Piura”.

La Rifa se realizará el 23 de setiembre y sorteará 2 autos Nissan Versa 0 km, 8 Smart TV 4k  Miray 55” más Bluray; 15 Smart TV Miray 49”; 15 laptops Asus 15.6″ y 10 celulares Huawei P9 Lite. El boleto cuesta S/. 5 y se vende en Saga Falabella, Hipermercados Tottus y Sodimac. Los boletos también pueden comprarse en la Oficina Central de Fe y Alegría, o llamando al teléfono 471-3428.

El padre Quirós invocó a la sociedad civil a unirse a esta nueva cruzada de amor y solidaridad que busca mejorar la calidad de la educación del país. “Más allá de la posibilidad de llevarse un premio, su aporte es fundamental para la construcción de una mejor sociedad”, manifestó.

¿Deseas colaborar con la Rifa? Clic AQUÍ

Juntos por la educación

Con el objetivo de incrementar el nivel de instrucción de los internos de los establecimientos penitenciarios del país y contribuir a su proceso de resocialización, Fe y Alegría del Perú y el Instituto Nacional Penitenciario INPE han renovado el convenio de cooperación interinstitucional suscrito entre ambas instituciones en 2013.

A través de este convenio aquellas personas que hoy están privadas de su libertad pueden concluir sus estudios de educación básica (primaria y secundaria) en dos años y medio mediante el programa de educación básica alternativa a distancia “Aprendiendo en casa” del Instituto Radiofónico Fe y Alegría (IRFA).

Suscribieron la renovación del convenio el director nacional de Fe y Alegría, Padre Javier Quirós SJ, y el subdirector de Educación Penitenciaria del INPE, Erasmo Vargas Montoya.

Desde la implementación de esta alianza en 2013 se han beneficiado 300 internos de los establecimientos penitenciarios de Ancón II y Lurigancho (Lima) y Río Seco (Piura).

Para estudiar ¡nunca es tarde!

Para estudiar nunca es tarde. Así lo demuestran los más de 220 jóvenes y adultos que han culminado sus estudios de primaria y secundaria gracias al programa de Educación a distancia ‘Aprendiendo en casa’ del Instituto Radiofónico Fe y Alegría – IRFA.

Ellos recibieron sus respectivos certificados en las diversas ceremonias de graduación del semestre 2017-I, realizadas entre el 18 y 29 de abril en las diversas sedes donde se desarrolla el programa. Entre los graduados de este semestre están 114 de la sede de Lima, seis de Chimbote, 48 de Iquitos, 50 de Ica, así como tres internos del penal de Ancón II y dos internos del penal de Lurigancho.

Con esta nueva graduación son ya más de 25,000 los beneficiarios de “Aprendiendo en casa”, programa creado hace 15 años para –a través de clases radiales con valor oficial– darle la oportunidad de concluir su educación básica a aquellos hombres y mujeres que por diversas razones quedaron fuera del sistema educativo.

Dentro de este grupo de personas que están cambiando sus vidas se encuentran también 600 internos de los establecimientos penitenciarios de Lurigancho, Ancón II (Lima) y Río Seco (Piura) quienes se han unido a este programa educativo gracias al convenio suscrito en 2013 entre Fe y Alegría y el Instituto Nacional Penitenciario – INPE para contribuir al proceso de resocialización de quienes hoy están privados de su libertad.

La labor del Instituto Radiofónico de Fe y Alegría se hace posible gracias al apoyo de instituciones como DVV International, Junta de Andalucía, el Ministerio de Educación y a los asesores voluntarios que cada fin de semana se reúnen con los estudiantes para ayudarlos en el desarrollo de sus clases. Cabe destacar que el semestre 2017-II se ha iniciado en mayo con más de 1200 estudiantes inscritos.

Tejiendo alianzas para el desarrollo

El 26 de abril se presentó el libro “Tejiendo Alianzas para el Desarrollo: una historia pionera en Acobamba”, publicación que recoge la experiencia de más de 5 años de trabajo conjunto entre el sector público, privado y sociedad civil española y peruana en beneficio de la población de esta provincia de Huancavelica.

Son seis ejes de trabajo que integran esta Alianza Público Privada para el Desarrollo (APPD): Educación, tecnologías de la información y la comunicación (TIC), gobernabilidad democrática, desarrollo productivo, equidad de género y gestión del territorio. En el eje Educación participó como socio operador la red rural Fe y Alegría 79, constituida en Acobamba como un paso importante para institucionalizar la propuesta educativa del Programa de Educación Rural.

Precisamente, tres integrantes de esta red -la docente Celia Cuicapusa y los estudiantes Mari Cruz Mayhua y Franz Tovar- compartieron su experiencia en la ejecución del programa. “Ahora contamos con materiales, libros y tecnologías de la información que están ayudando a docentes y alumnos a tener una mejor calidad educativa. Yo visiono esta escuela como una de las mejores en el futuro”, destacó la profesora Cuicapusa, docente del área de comunicación del Colegio Coras (Centro Poblado de Pomacancha), integrante de la red rural que Fe y Alegría tiene en esta zona del país.

En el evento, desarrollado en el Centro Cultural de España en Lima, estuvo presente el Embajador de España en Perú, Ernesto de Zulueta; la Viceministra de la Mujer, Russella Zapata así como representantes de las instituciones que forman parte de esta APPD: AECID, Fundación Telefónica, Santillana, Fundación MicroFinanzas del BBVA, Ayuda en Acción, Alianza por la Solidaridad, Entreculturas, ECODES, Gobierno Regional de Huancavelica, Mancomunidad de Qapaq Ñan (conformada por los distritos de Caja, Marcas, Pomacocha y Acobamba), Fe y Alegría, Redes, Movimiento Manuela Ramos y Financiera Confianza.

Para ver el libro: http://www.aecid.pe/images/documentos/2017/pub.100.pdf

Poniendo el corazón

Ante la situación de emergencia que vive el Perú por los embates de la naturaleza, las instituciones educativas de Fe y Alegría se han puesto de pie, organizándose para llevar ayuda a los damnificados que han dejado las lluvias y desbordes ocurridos principalmente en el norte de nuestro país.

Así, bajo el lema “Pon en práctica lo aprendido”, estudiantes del colegio Fe y Alegría 1 (San Martín de Porres) llevaron alimentos, útiles de aseo y ropa a Huachipa. Igual iniciativa han tenido en Fe y Alegría 33 (Ventanilla), cuya ayuda será destinada al norte, mientras que en Fe y Alegría 64 (Tingo María) se han recolectado donaciones que se entregarán a la UGEL Leoncio Prado para el reparto respectivo.

Los colegios Fe y Alegría 2 (San Martín de Porres), Fe y Alegría 17 (Villa El Salvador), Fe y Alegría 23 y Fe y Alegría 24 (Villa María del Triunfo) y Fe y Alegría 29 (Ventanilla), en tanto, recibirán donaciones hasta el viernes 24 de marzo. En Fe y Alegría 35 (Barranca) se está organizando una campaña de donaciones que incluye preparación de alimentos para los afectados por las lluvias en la zona.

Por otro lado, los exalumnos de Fe y Alegría 26 (San Juan de Lurigancho) están recolectando víveres, ropa y medicinas, que serán canalizadas a través de organizaciones de la iglesia del distrito. En Fe y Alegría 28 (Chiclayo) se hará una colecta desde el 27 de marzo para ayudar a las poblaciones gravemente afectadas de Lambayeque como Túcume, Jayanca y Pacora, mientras que en Fe y Alegría 51 (Arequipa), cuya sala de cómputo y auditorio quedaron inundados, se iniciará la ayuda una vez reiniciadas las clases. 

Muchas de nuestras instituciones educativas en Piura, Trujillo y Áncash se han visto seriamente afectadas. Más allá de la lógica pena por la pérdida de material escolar (y en muchos casos, estudiantes que han perdido sus casas), destaca el ánimo que han puesto sus comunidades educativas para sobrellevar el mal momento a través de dinámicas grupales, talleres lúdicos, asesoría psicológica y acompañamiento docente a los afectados.

Por ello, la recaudación de la campaña escolar 2017 que estamos desarrollando será reorientada para brindar ayuda a nuestras instituciones que han sufrido los mayores daños en estas zonas del país.