Seminario: Lo que el Perú rural nos ofrece

Interculturalidad, relación escuela – comunidad, cómo educar en el mundo rural, fomentar diálogo, reafirmar nuestras raíces… Eso y más hubo en el I Seminario Educativo de Fe y Alegría “Educación: lo que el Perú Rural nos ofrece”, realizado en Lima los días 9 y 10 de noviembre.

En el evento se congregaron actores de diversas regiones y espacios del Estado y la Sociedad Civil -académicos, educadores y funcionarios públicos- a fin de dialogar sobre visiones y propuestas en torno a la Educación Rural en el Perú.

Tres fueron los ejes que se abordaron en el Seminario: “Ruralidad, Educación y Diversidad”, “Desafíos y Agenda en Educación y Ruralidad” y “Respuestas y Aprendizajes desde la Experiencia”, panel en el que se compartieron las experiencias de educación intercultural de Warmayllu (Cajamarca); Pukllasunchis (Cusco), Instituto de Montaña (Huaraz), así como la gestión de las Redes educativas rurales  de Fe y Alegría.

Abrir espacios de diálogo hacia lo diverso: eso es educar“, fue el llamado del padre Jerónimo Olleros SJ, director general de Fe y Alegría. A su turno, Javier Iguiñiz, del Foro Acuerdo Nacional manifestó: “La sociedad rural es la ubicada en el lado débil: económico, político, familiar. Para mejorar su situación hay que ver el aspecto humanista y no técnico”.

En su ponencia, Santiago Cueto, educador y director de GRADE, destacó la importancia de buscar una real Educación Inclusiva. “En el Perú un estudiante indígena, pobre, con madre con poca educación, que vive en zona rural, tiene menor probabilidad de asistir a una escuela de calidad. Y ni las oportunidades ni los resultados educativos deberían asociarse a estas variables”, afirmó.

Irma Mariño, directora de educación rural de Fe y Alegría aseguró que la escuela no es ajena a lo que ocurre en el entorno. “Al contrario, puede (y debe) ser el lugar para imaginar el desarrollo que queremos”.

Patricia Ames, integrante del Instituto de Estudios Peruanos, señaló que antes la educación rural se basaba en lo agrario. “Hoy la educación debe contemplar los cambios: exportación, comercialización, turismo”.

Rosario Valdeavellano, del Consejo Nacional de Educación, afirmó que lo importante no sucede en el aula. “Hay que entreverarnos con el entorno. El maestro no es el que sabe más; sabe más la gente”.

Elena Burga, del Ministerio de Educación, reconoció que aún hay mucho por hacer en el ámbito rural. “Debemos formalizar la profesionalización del maestro rural. Es una tarea pendiente”, destacó.

Mientras que Carolina Triveli, del Instituto de Estudios Peruanos hizo un llamado a quitarnos prejuicios. “El poblador rural no está sentado esperando que llueva para producir. Ellos están llenos de ideas. ¿Qué falta? Falta el apoyo profesional para ayudarlos a surgir”.

Puede descargar el material del Seminario en los siguientes enlaces:

Educación, ruralidad y diversidad
 
Carolina Triveli
 
 
 
Patricia Ames
 
 
 
Rosario Valdeavellano
 
 
 
 
Experiencias: Aprendizajes en educación rural
 
Elena Sánchez
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Perspectivas: Agenda en educación y ruralidad
 
Elena Burga
 
 
 
Javier Iguiñiz
 
 
 
 

Nos visita el Presidente

Como parte de las celebraciones por el Día Mundial de los Niños el presidente de la República, Pedro Pablo Kuczynski, visitó el colegio Fe y Alegría 2 (San Martín de Porres) con la finalidad de verificar los avances del “Compromiso por la igualdad de oportunidades”.

Acompañado por la Ministra de Desarrollo e Inclusión Social, Fiorella Molinelli, además de otros miembros del Gabinete Ministerial y congresistas de la República, el presidente Kuczynski recorrió las instalaciones del colegio, dialogando con los estudiantes y escuchando sus propuestas para construir un país con igualdad de oportunidades y derechos.

En su discurso, el mandatario destacó la necesidad de erradicar la violencia no solo física, sino también verbal, asegurando que “El Perú debe ser un país dialogante”.

Asimismo, resaltó la importancia de hacer llegar una buena educación a los niños y niñas de los lugares más alejados del país. “En el campo, en la sierra, en la amazonia: ahí tenemos que hacer un esfuerzo para que tengan las oportunidades que deben tener. Estamos poniendo mucho énfasis en la educación”, finalizó.

En la ceremonia, organizada por UNICEF Perú, destacó la participación de Camila Zapata (16), estudiante elegida Presidenta por un día para tener la oportunidad de hacer oír su voz ante las autoridades. “En los adolescentes y jóvenes está el futuro que nuestro querido Perú necesita”, aseguró Camila.

El Día Mundial del Niño se celebra cada 20 de noviembre, conmemorando el aniversario de la Convención sobre los Derechos del Niño.

Lo que el Perú rural nos ofrece

Con el objetivo de compartir experiencias educativas del mundo rural y dialogar sobre propuestas pertinentes para responder como educadores, Fe y Alegría organiza el I Seminario “Educación: lo que el Perú Rural nos ofrece”, a realizarse en Lima el 9 y 10 de noviembre.

Los mundos rurales del Perú ofrecen desafíos y oportunidades inmensas a nuestro caminar como nación, que son estímulo y riqueza para la reflexión y la construcción de políticas educativas en el Perú.

Es así que, como parte de su misión de contribuir a mejorar la calidad de la educación pública del país, Fe y Alegría convoca en este evento a diversos actores de diversas regiones y espacios del Estado y la Sociedad Civil -académicos, educadores y funcionarios públicos- a fin de dialogar sobre visiones y propuestas en torno a la Educación Rural en el Perú.

“Ruralidad, Educación y Diversidad” será uno de los temas del primer día del Seminario, y contará con las ponencias de Carolina Trivelli, Ex Ministra de Desarrollo e Inclusión Social, y Rosario Valdeavellano, consejera del Consejo Nacional de Educación.

Asimismo, se realizará el panel “Respuestas y Aprendizajes desde la Experiencia”. En este panel se compartirán las experiencias de educación intercultural de Warmayllu (Cajamarca); las propuestas transformadoras de Pukllasunchis (Cusco), los saberes productivos del Instituto de Montaña (Huaraz), así como la gestión de las Redes educativas rurales  de Fe y Alegría.

En el segundo día del evento se realizará el Diálogo “Desafíos y Agenda en Educación y Ruralidad”, en el que participarán Elena Burga, directora de la Dirección General de Educación Básica Alternativa del Ministerio de Educación; Javier Iguiñiz, secretario técnico del Foro del Acuerdo Nacional; y Santiago Cueto, educador y director de GRADE.

El Seminario se realizará los días jueves 9 y viernes 10 de noviembre (de 9 am. a 5:30 pm.) en la Casa Hermasie Paget (Av. Belén 245 – San Isidro).

Fe y Alegría brinda hoy educación pública a 88,500 niños, niñas y jóvenes en 80 instituciones educativas ubicadas en 21 regiones del país.

Dentro de su propuesta de educación rural, la institución cuenta con seis programas educativos rurales organizados en Redes que agrupan 156 pequeñas escuelas unidocentes y multigrado en las que estudian más de 10,000 niños, niñas y adolescentes. Estas 6 redes educativas rurales están ubicadas en: Quispicanchis (Cusco); Malingas (Piura); Iquitos-Nauta (Loreto), Moro (Ancash), Pucallpa (Ucayali) y Acobamba (Huancavelica).

Se fueron en coche

Cuando a Janio Ramos Rojas (19) le anunciaron por teléfono que había ganado un automóvil 0 km no sabía qué pensar. “¿Un carro yo? ¿Pero cómo?”. Janio no había comprado ninguna rifa: fue una tía quien puso su nombre en un boleto a ver si le daba suerte.

“Esto es una señal que Dios existe”, afirma Janio, convencido que, ahora sí, podrá dejar de cultivar maíz en la chacra donde trabaja en Antonio Raimondi (Ancash). Piensa vender el auto para poder estudiar. “Estoy dudando entre policía y profesor”.

Lo mismo piensa Melany Ninan Cuchillo (14), quien estudia el tercero de secundaria en el colegio Fe y Alegría 21 de San Jerónimo (Cusco). Estaba descansando en su casa cuando una vecina le contó que había visto su nombre en la tele. “Te sacaste un carro”, le dijo. Aunque no podrá conducirlo, Melany quiere tener el auto un tiempo, “al menos para verlo”. Ya habló con sus padres, y piensan aprovecharlo para financiar sus estudios superiores. “Esto es una bendición”, nos dice sonriente esta futura estudiante de economía.

Janio y Melany son los afortunados ganadores de los dos autos Nissan Versa 0 km que Fe y Alegría sorteó el pasado 23 de setiembre en la campaña de Rifa 2017 “Amar es compartir”. Ellos recibieron sus flamantes autos el 6 de noviembre en la Oficina Central de Fe y Alegría, en acto que contó con la presencia del padre Jerónimo Olleros S.J., director general de Fe y Alegría, y el notario público Dr. Alberto Guinand Correa.

Así como ellos, otras 48 personas de diversas regiones del Perú tuvieron la suerte de ganar alguno de los premios sorteados este año, incluyendo 8 Smart TV 4k  55” más Bluray; 15 Smart TV 49”; 15 laptops y 10 celulares.

Lo recaudado en la tradicional Rifa anual permitirá a Fe y Alegría ayudar a las instituciones educativas que tiene en el norte del Perú (Piura, Chiclayo y Trujillo), afectadas por los desastres naturales ocurridos en el verano de este año. Como parte del apoyo a esta zona del país, el próximo año empezará a funcionar el colegio Fe y Alegría 81 en Paita, Piura.

Cabe destacar que Fe y Alegría cumple 51 años llevando educación pública de calidad a  los sectores menos favorecidos del Perú. Actualmente, la institución cuenta con más de 88,500 estudiantes en las 80 Instituciones Educativas que tiene en 21 regiones del país.