¡Palmas para Patricia!

¡Tenemos nueva Amauta! La Hermana Patricia Mc Laughlin Trainor, directora del colegio Fe y Alegría 58 (Jicamarca) ha sido condecorada con las Palmas Magisteriales 2017 en el grado de Amauta, máximo galardón que otorga el Estado peruano a docentes y/o profesionales que con su trabajo contribuyen al desarrollo de la educación.

Nacida en Irlanda del Norte, donde se formó como educadora, Patricia, religiosa del Instituto de la Bienaventurada Virgen María (I.B.V.M), trabajó durante 13 años en diversas escuelas privadas de Gibraltar antes de llegar al Perú en 2001.

Ese año, con poco conocimiento del idioma (lo aprendió en un viaje a España antes de su llegada), Patricia llegó para dirigir el colegio Fe y Alegría 58, que recién se había creado en una de las zonas más pobres de Lima. “Nunca en mi vida había visto tanta pobreza”, recuerda la Hermana de aquellos días. “Pero era lo que yo quería: trabajar por los más necesitados”.

Dieciséis años después, ese colegio, que empezó con apenas 120 estudiantes y tres aulas “sin puertas ni ventanas”, hoy alberga a casi 1000 estudiantes y es considerado uno de los de mayor comprensión lectora del país -con estudiantes que leen más de 300 libros al año-, llegando a obtener diversos reconocimientos como el primer puesto en la Evaluación Censal 2012 o el premio La Buena Escuela 2013.

“Si ayudo a un niño, mi trabajo está justificado”, suele repetir Patricia, quien recibió las Palmas Magisteriales 2017 en ceremonia que distinguió a un total de 17 educadores, entre ellos, el exViceMinistro de Educación (y exprofesor de Fe y Alegría) Idel Vexler.

Esta condecoración se suma a las que anteriormente han recibido, también en el Grado de Amauta, P. Juan Cuquerella SJ, P. Antonio Bachs SJ,  Jesús Herrero SJ, P. Javier Quirós SJ, y Leonor Romero, educadores que, como la Hna. Patricia, han venido cumpliendo con la misión que se propuso Fe y Alegría desde su creación, hace ya 62 años: educar para transformar.

Comments

comments