Fallece Padre Antonio Bachs SJ.

antoniozSacerdote, profesor, soñador e incansable defensor del derecho a la educación de los niños y jóvenes más necesitados. Así era el Padre Antonio Bachs SJ, uno de los fundadores de Fe y Alegría en el Perú, fallecido el pasado 17 de enero los 80 años de edad, producto de un infarto.

Español de nacimiento, peruano por adopción, el Padre Bachs llegó al Perú a los 18 años de edad. En 1967 empezó a trabajar en Fe y Alegría, institución de la que no se separaría jamás: fue su director general (de 1968 a 1987) y desde 1998 su secretario general, cargo que ejercía al momento de su deceso.

El Padre Antonio recibió en 2005 las Palmas Magisteriales en el grado de Amauta. Su fallecimiento constituye una gran pérdida no solo para Fe y Alegría sino para el país.

Carta Abierta

antonio

Creyentes y alegres en estos momentos de Pascua de nuestro querido hermano Antonio, compañero de trabajo en Fe y Alegría, maestro en cualquier momento y en toda situación, ya sea en rifas, construcción de escuelas en pueblos jóvenes, centros técnicos en barrios o selvas, fotógrafo de la vida de las “fieras” (niños y niñas de Fe y Alegría), enfermo audaz que no mide su propio riesgo, de vida de oficina hasta el último día,… y también Director Nacional durante muchos años y mi antecesor (1990-1995) como Coordinador General de la Federación Internacional de Fe y Alegría.

La persona de Antonio, en estos momentos grano de trigo que muere y resucita, es el sacramento que nos hace ver ya no lo que uno es en la vida sino la multitud de corazones levantados y manos aunadas de decenas de miles de adultos, jóvenes y niños que trabajan o participan de la tarea educativa de Fe y Alegría en Perú, en Latinoamérica y Caribe, Europa, Africa y Madagascar.  La muerte ciertamente nos enseña a ser universales, nos recoge con nuestras diferencias, nos iguala en el seno de Pachamama, y nos ilumina, justifica y acredita desde el Sol que nace de lo Alto.

Doy gracias a Dios que me permite acompañarles este lunes en la Eucaristía de Exequias de Antonio, que sea el momento de orar de un modo especial por la Compañía de Jesús de Perú y toda su misión; y de un modo especial hoy por todas nuestras queridas hermanas y estimados hermanos de Fe y Alegría Perú, junto a las muchas Congregaciones Religiosas y Movimientos Laicales que sedes-viven a diario por entregar una formación digna a quienes tienen mayor peligro de carecer de ella.

Fraternalmente,

 

Ignacio Suñol

Coordinador General

Federación Internacional de FE Y ALEGRIA